Las nuevas tecnologías ayudan a las marcas a comunicarse con los nuevos clientes